Guerreros en la lucha contra la Covid-19

Atendiendo los lineamientos del Gobierno Nacional y todas las recomendaciones para la adopción de los protocolos de bioseguridad, empresas de los diferentes sectores se han visto obligadas a realizar ajustes a sus rutinas de limpieza y desinfección para enfrentar la amenaza de la pandemia por la Covid-19.

Dentro de los sectores más comprometidos en esta lucha, están los prestadores de servicios de aseo y desinfección.

Julián Andrés Restrepo Solarte, presidente de Cleaner S.A. responsable de la limpieza de las zonas de sanidad al interior de los centros penitenciarios y carcelarios del país, destaca que este sector ha cobrado prioridad y protagonismo como parte esencial de la cadena de salubridad y por ello ha sido prioritario acoger una conciencia colectiva de protección personal y el autocuidado y el correcto y estricto cumplimiento de los protocolos.

“Tuvimos que cambiar y ajustar nuestros procesos, hacernos aun más profesionales en nuestro servicio. Contamos con personal capacitado y productos seguros, confiables que garantizan una completa desinfección, no solo por la complejidad y condición propia de las instalaciones, sino porque en nuestra vocación reviste la mayor importancia garantizar que se tendrán unos espacios confiables para el tratamiento de los reclusos que por alguna condición deben acudir a los servicios médicos y proveer un espacio libre de cualquier riesgo para el personal que allí labora”, señala.

Es prioritario acoger una conciencia colectiva de protección personal y el autocuidado y el correcto y estricto cumplimiento de los protocolos de bioseguridad.

“Actualmente este servicio de desinfección por contacto y por vía aspersión ha cobrado una importancia particular, no solo en las cárceles del país sino en general para todas las entidades, industrias, hospitales, e incluso en el hogar pues es una forma de asegurar una total y absoluta limpieza y una zona libre de virus y bacterias”, explica, por lo que el compromiso es aún mayor y se han convertido de cierta forma en unos “guerreros” contra la propagación del virus.

Para el empresario, “La mayor enseñanza que nos deja la actual situación es el inmenso valor y compromiso del personal, que día a día se enfrenta en primera línea con un enemigo invisible, que lucha por no permitir su propagación, y que, a pesar del riesgo de contagio, se esfuerza por garantizarle a las personas unos ambientes limpios y seguros”, puntualizó Restrepo Solarte.

También te puede interesar

Abrir chat